Ante los intentos de intoxicación mediática, la organización de la huelga feminista general, social, de consumo y de cuidados del 8 de marzo de 2019 y la Comisión del 8 de marzo, que organiza la manifestación del 8 de Marzo de 2019, queremos comunicar lo siguiente:

El domingo 20 de enero a las 10.30 en Ca la Dona, espacio del movimiento feminista autónomo de Barcelona, se realizó una asamblea general de las comisiones y núcleos territoriales que están montando la huelga feminista del 8 de marzo, a la que asistieron un centenar de mujeres, lesbianas y trans, representantes de diversas organizaciones de Cataluña.

Durante la asamblea, un grupo de mujeres que se identificaron como parte del Movimiento Democrático de Mujeres, el Partido Feminista y el Partido Socialista, algunas de las cuales afirmaban venir de otros puntos del Estado español, se comportaron de una manera absolutamente autoritaria: han exigido que la asamblea se hiciese en castellano, han querido forzar una votación para eliminar la Comisión de Trabajo Sexual, lo que motivó una negativa general de las participantes, que no han querido excluir a nadie; y han insultado y ridiculizado a mujeres miradas y trans, a trabajadoras sexuales y al conjunto de las asistentes.

Por segundo año consecutivo, y continuando con la propuesta de Vaga de Totes surgida en 2014, la vaga feminista se esta organizando a partir de núcleos sectoriales y territoriales autónomos que funcionan horizontalmente en toda Cataluña, y se articula a partir de una red en la que tienen cabida todas las trabajadoras, asalariadas y reconocidas o no, que se auto-organicen per su derechos laborales y sociales. Y aquellas que denuncian el sistema económico de precarización y esclavitud contra las mujeres migradas.

En Cataluña, las trabajadoras sexuales llevan muchos años organizadas en defensa de sus derechos y se han constituido como una de las comisiones de la huelga. En el movimiento feminista coexisten posturas diversas sobre la naturaleza y el reconocimiento del trabajo sexual o la prostitución, y así se refleja en las diferentes comisiones creadas en el seno de la huelga.

En los espacios organizativos y físicos del movimiento feminista no se admiten conductas violentas de ningún tipo. No toleraremos ninguna agresión verbal, ambiental, física o emocional en nuestras asambleas.

El movimiento feminista es autónomo, independiente y horizontal. Por lo tanto, no hay cabida para injerencias ni imposiciones de ninguna organización social, sindical o política.

El año pasado, el movimiento feminista de base ha conseguido levantar una huelga general, social, de consumo y de cuidados a nivel internacional durante 24 horas. En el Estado español, seis millones de personas han secundado la huelga al ámbito del trabajo asalariado y el movimiento feminista ha protagonizado movilizaciones históricas a pueblos y ciudades. Un año después, exigimos la retirada de las multas administrativas a las compañeras represalias por el Departamento de Interior de la Generalitat y otras administraciones del Estado por participar en acciones vinculadas a la huelga el año pasado.

Caminamos juntas hacia la huelga mundial del 8M 2019, desde la autoorganización, la diversidad y el respeto, porque el feminismo es una alternativa sistémica ante las violencias del capitalismo, el patriarcado y el racismo y la barbarie de los fascismos. ¡Paramos el mundo durante 24 horas para dar la vuelta al sistema!

Os animamos a adheriros a este comunicado para expresar vuestro soporte.

¡Viva, viva, viva, la huelga feminista!

Adhesiones: comunicacio@vagafeminista.org

%d bloggers like this: